Esta semana hemos hecho un nuevo taller de cocina, esta vez de pastelería, y más concretamente, hemos aprendido a hacer el  Sacher del «Senyorbaker», Ferran Llunell, uno de nuestros voluntarios más voluntariosos 😉

Cuando llegamos al Centro, Ferran ya lo tenia todo a punto y bien colocado, con todos los ingredientes a la vista para facilitarnos el trabajo.

y las voluntarias (esta vez no se animó ningún voluntario), solamente tuvimos que seguir sus indicaciones para acabar haciendo una tarta buenísima, con un aspecto espectacular, y que estaba para chuparse los dedos  🙂

De hecho, todos los que estuvisteis con nosotros durante la Tapa Solidària, si probásteis el Sacher de postres, ya sabéis de lo que os hablamos  🙂

Así da gusto acabar el día  🙂